martes, 9 de diciembre de 2008

Germán Venegas


Cabalgando el Tigre es el nombre que recibió la muestra retrospectiva de los últimos 25 años de trabajo artístico del maestro Germán Venegas.
La muestra conformada por obras que se encontraban en diferentes museos, en colecciones particulares y hasta su propio taller fue dividida en las nueve etapas más significativas de Venegas a lo largo de todos sus años en el arte.
La Doctora Teresa del Conde escribe sobre la exposición en su columna del Periódico La Jornada:

“Patricia Sloane, curadora invitada, advierte en el díptico editado por el MAM que mediante la idea de cabalgar el tigre, Venegas enuncia la capacidad del individuo “para lograr el control, luego de dominar los peligros que le acechan”, de modo que la máxima budista “del aquí y el ahora” permite metafóricamente cabalgar la fiera (aunque se ve a leguas que igualmente el felino es capaz de tragarse al incauto).”[1]
La pintura de cabalgando el tigre que según las costumbres zen significa mantener el esfuerzo y la concentración en un solo lugar, y para Venegas ese lugar es el significado de su pintura y su vida.
Un obra impactante, en la que podemos observar en primer plano un tigre que es montado de medio lado por una figura humana, se trata del propio Germán Venegas, quien se encuentra con el torso desnudo que se cubre un poco con un manto blanco. El fondo de color carmín y a los pies del tigre un par de hojas de árbol.
Venegas abre camino desde la monocromía hasta el alto contraste, desde trazos suaves hasta aquellos que surgen con la fuerza de todo lo que llevamos dentro y nos permite crear cuando lo exteriorizamos.
“El también artesano y escultor agrega que sus temáticas han nacido de la ciudad, la calle, la familia. “Mi preocupación es la vida cotidiana, las contrariedades de este mundo, la ansiedades por los problemas, el dolor, encontrarse con él. Mi máxima es motivar a la gente cuando vea una obra mía. Hacerle saber que por medio del arte se puede llegar a las profundidades del interior humano”.”[2]
Los temas de Venegas son muerte, mitología, magia, filosofía y renacimiento y claramente los podemos observar en esta exposición que hace vibrar, viajar, soñar; que abre con un proverbio chino que dice: "La mejor manera de evitar que un tigre te devore es montarte sobre él".
Germán Venegas celebra que la crítica lo haya tenido alejado durante tantos años de la salas de exposición ya que esto le permitio reflexionar sobre su obra, de interiorizar su anterior éxito temporal y de seguir avanzando en su proceso de crecimiento para consolidarse como lo es ahora uno de los principales representantes de la pintura contemporánea en México.

[1] Del Conde, Teresa. Periódico La Jornada. Septiembre 2 de 2008. México, DF.
[2] Bautista, Virginia. Periódico Excelsior. Agosoto 14 de 2008. México, DF.